Adversidad infantil vinculada con una disfunción de la presión arterial

Informe de la reunión de la American Heart Association – Presentación: 305 – Sesión: EP.AOS.760

Punto destacado del estudio:

  • Niños y adultos con antecedentes de pobreza en la infancia, maltrato o disfunción familiar podrían tener mala regulación de la presión arterial.

Prohibida su distribución hasta el lunes 14 de noviembre de 2016, a las 3 p.m. CT/ 4 p.m. ET

NEW ORLEANS, 14 de noviembre de 2016 — Una niñez difícil podría estar relacionada con un riesgo de mala regulación de la presión arterial, de acuerdo con investigaciones presentadas en las Sesiones Científicas 2016 de la American Heart Association.

En algunos estudios, se han relacionado fluctuaciones en las lecturas de la presión arterial (variabilidad en la presión arterial) con un riesgo elevado de enfermedad cardiovascular y complicaciones por hipertensión. Investigadores en el Medical College of Georgia de Augusta University investigaron el impacto de “experiencias adversas en la niñez” (abuso o negligencia infantil, hogares disfuncionales o bajo nivel socioeconómico) durante la transición de la niñez a la adultez. Investigaciones anteriores han vinculado experiencias adversas en la niñez con un incremento más rápido de la presión arterial en la adultez.

Los investigadores llevaron a cabo monitoreos periódicos las 24 horas de la presión arterial para captar las lecturas de presión de día y de noche en 373 sujetos entre los 7 y los 38 años durante un periodo de 23 años. Quienes informaron adversidad infantil tuvieron 17 por ciento más posibilidades de tener una PA más alta que la definición clínica de la hipertensión durante el día.

“Los entornos adversos en los primeros años de la vida se han relacionado continuamente con un aumento en el riesgo de hipertensión en años posteriores”, comentó el autor líder Shaoyong Su, Ph.D., profesor asociado de pediatría en el Medical College of Georgia de la Augusta University. “Descubrimos que los niños que sufrieron abuso o negligencia infantil, hogares disfuncionales y bajo nivel socioeconómico tenían muchas posibilidades más de tener alta presión arterial por la noche, así como variabilidad en la presión arterial en un periodo de 24 horas, además de un surgimiento más rápido de hipertensión a una edad temprana”.

La presión arterial ambulatoria de veinticuatro horas se considera como un buen predictor de daños en órganos y eventos cardiovasculares, pues puede valorar no solo los niveles de presión arterial por la noche, sino también la variabilidad de la presión arterial en la vida real. La presión arterial fue monitoreada hasta 15 veces durante el estudio.

Los investigadores dijeron que no hubo diferencia en la regulación de la presión arterial en diversas edades, sugiriendo que los patrones de sucesos adversos en la niñez son similares en toda la niñez y al iniciar la adultez.

La mayoría de los médicos se centran en las lecturas de la presión arterial promedio, pero los nuevos hallazgos sugieren que también deben preguntar a los pacientes jóvenes sobre la adversidad infantil y fijarse en la variabilidad de la presión arterial alta, señaló.

“Esto no es algo que la mayoría de los clínicos atiendan actualmente, pero es un paso sencillo que podría identificar a muchas personas en riesgo de hipertensión de adultos y ayudarles a lograr el control a una edad más temprana. Esto podría evitar problemas según envejezcan", comentó.

La variabilidad de la presión arterial se ha vinculado con diversos problemas en adultos, como la disminución de la función cerebral en adultos mayores, así como un mayor riesgo de derrame cerebral y una menor recuperación posterior al derrame. De la misma manera, la hipertensión y la pre-hipertensión de aparición temprana se han vinculado a una enfermedad cardiovascular preclínica adversa, incluyendo hipertrofia en el ventrículo izquierdo y evidencia de un mayor endurecimiento de las arterias.

Los coautores son Guang Hao, Ph.D., Frank Treiber, Ph.D., Gregory Harshfield, Ph.D. y Xiaoling Wang, M.D., Ph.D. Las declaraciones de los autores se encuentran en el resumen ejecutivo.

Este estudio está financiado por los National Institutes of Health/National Heart Lung and Blood Institute.

Nota: La hora de la presentación científica es a las 5:30 p.m. CT del lunes 14 de noviembre de 2016.

Recursos adicionales:

###

Las declaraciones y conclusiones de los autores del estudio presentadas en las reuniones científicas de la  American Heart Association son propias de los autores del estudio y no reflejan necesariamente la política o posición de la Asociación. La Asociación no representa ni garantiza su exactitud o confiabilidad. La Asociación recibe fondos principalmente de individuos, fundaciones y corporaciones (incluyendo farmacéuticas, fabricantes de dispositivos y otras compañías); también realiza donaciones y financia programas y eventos específicos de la Asociación. La Asociación tiene políticas estrictas para prevenir que estas relaciones influyan el contenido científico. Los ingresos de las corporaciones farmacéuticas y de dispositivos están disponibles en www.heart.org/corporatefunding.

Para consultas de los medios y la perspectiva del vocero de la AHA:

AHA News Media en Dallas: (214) 706-1173

Oficina de AHA News Media, Nov. 12-16, 2016 en el Ernest N. Morial Convention Center: (504) 670-5106   

Para consultas públicas: (800) AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y strokeassociation.org

Es por la vida, es con la ciencia...que ayudamos a la gente a vivir vidas más largas y saludables.