Comer deprisa puede afectar su cintura y su corazón

Consejo de las noticias de los lunes Presentación en afiche M2043 – Sesión: LB.APS.07

Prohibida su divulgación hasta las 10:30 h HP/ 13:30 h HE, el lunes 13 de noviembre de 2017

ANAHEIM, California, 13 de noviembre de 2017 — Las personas que comen lentamente tienen menos probabilidades de ser obesas o de desarrollar síndrome metabólico, un grupo de factores de riesgo de cardiopatías, diabetes y accidentes cerebrovasculares, según una investigación preliminar presentada en las Sesiones Científicas de 2017 de la American Heart Association, un intercambio mundial líder sobre los últimos adelantos en ciencia cardiovascular para médicos e investigadores.

El Síndrome metabólico ocurre cuando una persona tiene cualquiera de los tres factores de riesgo que incluyen obesidad abdominal, azúcar en sangre elevado en ayunas, hipertensión arterial, triglicéridos altos y/o colesterol HDL bajo, dicen los investigadores japoneses.

Los investigadores evaluaron a 642 hombres y 441 mujeres, de una edad promedio de 51,2 años, que no tenían síndrome metabólico en 2008. Dividieron a los participantes en tres grupos en función de cómo describían su velocidad habitual para comer: lenta, normal o rápida.

Luego de cinco años, los investigadores descubrieron que:

  • Los que comían rápido tenían mayor probabilidad (11,6 por ciento) de desarrollar síndrome metabólico que los que comían normalmente (6,5 por ciento) o lentamente (2,3 por ciento);

  • Comer rápido se asoció con el aumento de peso, glucosa en sangre más elevada y una cintura más grande.

“Comer más lentamente puede ser un cambio de hábito crucial a la hora de evitar el síndrome metabólico” expresó Takayuki Yamaji, M.D., autor del estudio y cardiólogo en la Universidad de Hiroshima en Japón. “Cuando las personas comen rápido suelen no sentirse satisfechas y tienen mayores probabilidades de comer de más. Comer rápido causa mayor fluctuación de la glucosa, lo que puede llevar a la resistencia a la insulina. También pensamos que nuestra investigación puede aplicarse a la población estadounidense.”

Dr. Takayuki Yamaji, M.D., Hiroshima University, Japan

Lugar de la ponencia: Population Science Section, Science and Technology Hall

Recursos adicionales:

Las afirmaciones y conclusiones de los autores del estudio que se presentan en las reuniones científicas de la American Heart Association son exclusivas de dichos autores y no constituyen necesariamente la política ni la posición de la asociación. La asociación no representa ni garantiza la precisión ni la fiabilidad de la información proporcionada. La financiación recibida por la asociación proviene principalmente de individuos. No obstante, numerosas fundaciones y corporaciones (entre las que se incluyen compañías farmacéuticas y fabricantes de dispositivos, entre otros) realizan donaciones y financian programas y eventos específicos de la asociación. La asociación dispone de políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. En el siguiente vínculo encontrará información sobre las aportaciones realizadas por corporaciones farmacéuticas y de fabricación de dispositivos: www.heart.org/corporatefunding.

###

Acerca de la American Heart Association

La American Heart Association se dedica a luchar contra las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, las dos causas principales de muerte en el mundo. Trabajamos de manera conjunta con millones de voluntarios con el fin de financiar investigaciones innovadoras, conseguir políticas de salud pública más eficaces y proporcionar herramientas e información de emergencia para evitar y tratar estas enfermedades. Con sede en Dallas, laAmerican Heart Association es la organización de la salud integrada por voluntarios más antigua e importante del país, dedicada a combatir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Para obtener más información o sumarse a nuestra misión, llame al 1-800-AHA-USA1, visite heart.org o llame a cualquiera de nuestras oficinas en todo el país. Síganos en Facebook y Twitter.

Si es un representante de un medio de comunicación o desea ponerse en contacto con el portavoz de la AHA:

Prensa de la AHA en Dallas: 214-706-1173

Oficina de prensa de la AHA, 11-15 de noviembre de 2017 en el Centro de Convenciones de Anaheim: 714-765-2004

Para consultas públicas: 800-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y strokeassociation.org