La combinación de la dieta DASH con la dieta baja en sodio disminuye drásticamente la presión sanguínea en los adultos hipertensos

Consejo de las noticias dominicales Ejemplar 137 – Sesión: LB.AOS

Prohibida su divulgación hasta las 15:00 h HP/18:00 h HE, el domingo 12 de noviembre de 2017

ANAHEIM, California, 12 de noviembre de 2017 — Una combinación de ingesta reducida en sodio con la dieta DASH reduce la presión sanguínea en adultos hipertensos, según una investigación preliminar presentada en las Sesiones Científicas de 2017 de la American Heart Association, un intercambio mundial líder sobre los últimos adelantos en ciencia cardiovascular para médicos e investigadores.

El estudio realizó un seguimiento de 412 adultos con presiones sanguíneas sistólicas de cuatro categorías: menos de 130 mmHg; entre 130 y 139 mmHg; entre 140 y 159 mmHg; y 150 o más mmHg. Siguieron una dieta baja en sodio o una dieta DASH (Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión en inglés) durante cuatro semanas. Las dietas DASH son ricas en frutas, vegetales y granos de salvado, y también incluyen frutos secos, semillas, legumbres, carne de ave, pescado y lácteos sin grasa. El National Heart, Lung, and Blood Institute y la American Heart Association apoyan el patrón dietario de DASH para controlar la hipertensión. Si bien se conoce que tanto las dietas bajas en sodio como las DASH ayudan a disminuir la hipertensión, este estudio examina los efectos de la combinación de las dos dietas en adultos con hipertensión.

Los investigadores descubrieron que:

  • Los participantes que redujeron la ingesta de sodio tuvieron menor presión sanguínea sistólica que los adultos que tenían una alta ingesta de socio.
  • Los participantes que siguieron la dieta DASH pero no redujeron su ingesta de sodio tuvieron menor presión sanguínea que aquellos con una ingesta de sodio similar pero que no seguían la dieta DASH.
  • Los participantes que combinaron las dietas tuvieron menor presión sanguínea que aquellos con una ingesta alta en sodio con su dieta habitual.

La reducción en la presión sanguínea aumentó en función de la gravedad de la hipertensión: se vio una diferencia más drástica en los participantes con presión sanguínea sistólica mayor a 150 mmHg que seguían la dieta DASH y la baja en sodio que en aquellos que no seguían la dieta. Se necesita más investigación para determinar si la combinación de dietas tiene el mismo efecto en adultos con presión sanguínea sistólica mayor de 160 mmHg.

Stephen Juraschek, M.D., Ph.D., Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston, Massachusetts 

Nota: La ponencia científica tendrá lugar a las 16:30 h HP, el domingo 12 de noviembre de 2017.

Lugar de la ponencia: 211 AB (Edificio principal)

Recursos adicionales:

Las afirmaciones y conclusiones de los autores del estudio que se presentan en las reuniones científicas de la American Heart Association son exclusivas de dichos autores y no constituyen necesariamente la política ni la posición de la asociación. La asociación no representa ni garantiza la precisión ni la fiabilidad de la información proporcionada. La financiación recibida por la asociación proviene principalmente de individuos. No obstante, numerosas fundaciones y corporaciones (entre las que se incluyen compañías farmacéuticas y fabricantes de dispositivos, entre otros) realizan donaciones y financian programas y eventos específicos de la asociación. La asociación dispone de políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. En el siguiente vínculo encontrará información sobre las aportaciones realizadas por corporaciones farmacéuticas y de fabricación de dispositivos: www.heart.org/corporatefunding.

###

Acerca de la American Heart Association

La American Heart Association se dedica a luchar contra las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, las dos causas principales de muerte en el mundo. Trabajamos de manera conjunta con millones de voluntarios con el fin de financiar investigaciones innovadoras, conseguir políticas de salud pública más eficaces y proporcionar herramientas e información de emergencia para evitar y tratar estas enfermedades. Con sede en Dallas, la American Heart Association es la organización de la salud, integrada por voluntarios, más antigua e importante del país, dedicada a combatir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Para obtener más información o sumarse a nuestra misión, llame al 1-800-AHA-USA1, visite heart.org o llame a cualquiera de nuestras oficinas en todo el país. Síganos en Facebook y Twitter.

Si es un representante de un medio de comunicación o desea ponerse en contacto con el portavoz de la AHA:

Prensa de la AHA en Dallas: 214-706-1173

Oficina de prensa de la AHA, 11-15 de noviembre de 2017 en el Centro de Convenciones de Anaheim: 714-765-2004.

Para consultas públicas: 800-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y strokeassociation.org