La educación sobre los ataques cerebrales ayuda a los pacientes a reconocer los síntomas y fomentar una respuesta rápida

Informe del Diario de la American Heart Association Rapid Access

June 11, 2015 Categories: Foreign Language News Releases, Stroke News

Lo más sobresaliente del estudio

  • Los mensajes claros y simples para estar preparados pueden ayudar a los pacientes a reconocer los síntomas de un ataque cerebral subsecuente y aceleran los tiempos de llegada a la sala de emergencias.
  • Los materiales educativos sobre los ataques cerebrales mejoran drásticamente los tiempos de llegada al hospital, especialmente en los pacientes hispanos.

No publicar hasta el jueves 11 de junio de 2015 a las 3 p.m. CT/4 p.m. ET

DALLAS, 11 de junio de 2015 — Una educación intensiva puede ayudar a que los sobrevivientes de ataques cerebrales reconozcan rápidamente los síntomas de un ataque subsecuente y busquen tratamiento inmediato, de acuerdo con un estudio publicado en Stroke, Diario de la American Heart Association.

Pocos pacientes con ataque cerebral llegan a la sala de emergencias entre las tres horas de la aparición de los síntomas. La FDA de Estados Unidos ha aprobado la administración del medicamento anticoagulante Activador Tisular del Plasminógeno, o tPA, durante las primeras tres horas después de la aparición de síntomas, aunque la American Heart Association/American Stroke Association sugiere que a algunos pacientes se les de hasta 4.5 horas después.

Un estudio llamado Stroke Warning Information and Faster Treatment (SWIFT) comparó la intervención interactiva con materiales educativos para mejorar los tiempos de llegada al hospital de pacientes con ataques cerebrales leves y accidentes isquémicos transitorios (TIA por sus siglas en inglés).

Ambos grupos de investigación recibieron paquetes de material estandarizados con información para estar preparados para reconocer los ataques cerebrales y reaccionar ante sus síntomas, además de un brazalete de alerta médica para que los profesionales médicos los reconozcan como participantes de SWIFT. El grupo de intervención interactiva participó en sesiones de grupos en el hospital donde se impartieron técnicas de juego en las que se asumen distintos papeles para describir los síntomas de los ataques cerebrales a los médicos de emergencia y vieron presentaciones en video de sobrevivientes de ataques cerebrales explicando cómo estar preparados.

La prueba aleatoria en un sólo centro incluyó 1,193 sobrevivientes de ataques cerebrales leves o TIAs, de una edad promedio de 63 años. La mitad eran mujeres, 51 por ciento hispanas, 26 por ciento caucásicas y 17 por ciento afroamericanas. Durante los cinco años que duró el estudio, 224 pacientes experimentaron síntomas de ataque cerebral recurrente o similares. Los investigadores descubrieron que un 42 por ciento de estos pacientes llegó a emergencia dentro de las primeras 3 horas en comparación con sólo un 28 por ciento de los pacientes de referencia, lo que representa un aumento de 49 por ciento en la proporción de quienes llegan a la sala de emergencias dentro de las primeras tres horas después de la aparición de los síntomas. El aumento entre hispanos fue de 63 por ciento.

Esta puede ser la primera intervención de ataques cerebrales para reducir las diferencias raciales y étnicas en los tiempos de llegada al hospital.

“Las minorías etno-raciales sufren más ataques cerebrales y peores resultados posteriores que los estadounidenses caucásicos y generalmente llegan más tarde a urgencias en busca de tratamiento crítico”, dijo Bernadette Boden-Albala, M.P.H., Dr.P.H., autora principal, profesora de salud pública, odontología y neurología, y decana adjunta de desarrollo de programas en el Instituto Global de Salud Pública en la Universidad de Nueva York en Nueva York.

“Nuestro estudio es el primero en mostrar que los materiales educativos sobre salud personalizados culturalmente pueden disminuir las diferencias raciales en los resultados que se obtienen al estar preparados para un ataque cerebral”.

Los investigadores dijeron que tanto los mensajes de intervención intensiva como los personalizados culturalmente, causaron disminución en el tiempo de llegada a emergencia; sin embargo, la intervención intensiva pareció ser más benéfica para aquéllos con eventos recurrentes tempranos dentro de los primeros 30 días.

“Las bajas tasas continuas de gente llegando a emergencia dentro de las primeras tres horas de la aparición de los síntomas de ataque cerebral sugieren que podríamos no estar difundiendo de manera efectiva los materiales existentes sobre cómo estar preparados para los ataques cerebrales,” dijo Boden-Albala. “Nuestros hallazgos sugieren que dar mensajes claros, simples y enfocados en estar preparados antes del alta en el hospital, y un posible refuerzo más adelante, da como resultado una mayor proporción de llegadas tempranas a urgencias.”  

Los coautores del estudio son Joshua Stillman, M.D.; Eric T. Roberts, M.P.H.; Leigh Quarles, M.P.H.; M. Maria Glymour, Sc.D.; Ji Chong, M.D.; Harmon Moats, M.P.H.; Veronica Torrico, M.A. y Michael C. Parides, Ph.D. La declaración de privacidad de los autores se encuentra en el manuscrito.

El estudio recibió fondos del National Institue of Neurolgoical Disorders y de la Stroke and the Robert Wood Johnson Foundation.

Recursos adicionales:

###

Las declaraciones y conclusiones de los autores del estudio presentadas en las reuniones científicas de la  American Heart Association son propias de los autores del estudio y no reflejan necesariamente la política o posición de la Asociación. La Asociación no representa ni garantiza su exactitud o confiabilidad. La Asociación recibe fondos principalmente de individuos, fundaciones y corporaciones (incluyendo farmacéuticas, fabricantes de dispositivos y otras compañías); también realiza tanto donaciones como programas y eventos específicos de fondos. La Asociación tiene políticas estrictas para prevenir que estas relaciones influyan el contenido científico. Los ingresos de las corporaciones farmacéuticas y de dispositivos están disponibles en www.heart.org/corporatefunding.

Para consultas de medios: (214) 706-1173

Mara Silverio: (214) 706-1508; mara.silverio@heart.org (En Español)

Bridgette McNeill: (214) 706-1135; bridgette.mcneill@heart.org

Julie Del Barto (transmisión): (214) 706-1330; julie.delbarto@heart.org

Para consultas públicas: (800)-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y strokeassociation.org

Es por la vida  que financiamos avances científicos que salvan y mejoran vidas