Los sujetos mexicano-estadounidenses experimentan peores resultados después de un ataque cerebral

Informe de la publicación de acceso rápido de la American Heart Association

March 13, 2014 Categories: Foreign Language News Releases

Puntos destacados del estudio:

  • Los sujetos mexicano-estadounidenses presentaron peores resultados neurológicos, funcionales y cognitivos a los 90 días de su ataque cerebral en comparación con los sujetos blancos no hispanos.
  • Los sujetos mexicano-estadounidenses que sobrevivieron a un ataque cerebral presentaron discapacidad funcional moderada, y aproximadamente un tercio presentó demencia posterior al ataque cerebral.

PARA EMITIR: 3 p. m. (hora estándar del centro) / 4 p. m. (hora del este) Jueves 13 de marzo de 2014

DALLAS, 13 de marzo de 2014 — Los sujetos mexicano-estadounidenses presentaron peores resultados neurológicos, funcionales y cognitivos a los 90 días de su ataque cerebral en comparación con los sujetos blancos no hispanos, según se informa en un estudio presentado en la publicación Stroke de la American Heart Association.

Los sujetos mexicano-estadounidenses tienen un riesgo mayor de sufrir ataques cerebrales, pero un menor riesgo de muerte en comparación con los sujetos blancos no hispanos. La nueva investigación sugiere que una supervivencia prolongada se da en relación con una mayor discapacidad.

Los participantes en el estudio sobre ataque cerebral pertenecían al proyecto Brain Attack Surveillance in Corpus Christi (BASIC), realizado en una comunidad del sur de Texas que no está conformada por inmigrantes. Los investigadores evaluaron el resultado neurológico de 513 personas; el resultado funcional de 510 personas y el resultado cognitivo de 415 personas (el 64% eran mexicano-estadounidenses).

Los sujetos mexicano-estadounidenses sobrevivientes a un ataque cerebral eran más jóvenes con una mediana de 65 años, en comparación con los sujetos blancos no hispanos que presentaron una mediana de 72 años. Las mujeres fueron aproximadamente la mitad de las personas en el estudio.

Los investigadores descubrieron lo siguiente:

  • Los sujetos mexicano-estadounidenses presentaron discapacidad funcional moderada, y aproximadamente un tercio presentó demencia posterior al ataque cerebral.
  • Los sujetos mexicano-estadounidenses presentaron un resultado neurológico un 48% peor en comparación con los sujetos blancos no hispanos en la Escala de Ataque Cerebral de los Institutos Nacionales de Salud. Asimismo, tuvieron un desempeño peor en la disfunción del lenguaje y varios otros puntos de esta escala.
  • Los sujetos mexicano-estadounidenses tuvieron resultados cognitivos peores en el examen Modified Mini-Mental State Examination (3MSE).

“Lo más notable que descubrimos fue la diferencia en el resultado funcional”, dijo Lynda Lisabeth, Ph.D., M.P.H., autora principal del estudio y profesora adjunta y de la cátedra interina de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, Mich. “Los sujetos mexicano-estadounidenses tuvieron peores resultados en todas las mediciones de las actividades de la vida diaria en comparación con los sujetos blancos no hispanos”.

Los investigadores analizaron el resultado funcional con el puntaje de las actividades de la vida diaria (ADL, activities of daily living) y el puntaje de las actividades instrumentales de la vida diaria (IADL, instrumental activities of daily living). El puntaje ADL mide siete actividades funcionales: caminar, bañarse, arreglarse, comer, vestirse, moverse y acicalarse. El puntaje IADL incluye 15 preguntas relacionadas con el funcionamiento diario.

El nivel de discapacidad funcional entre los sujetos mexicano-estadounidenses fue considerable. Esto es importante dado que una mayor discapacidad funcional es altamente predictiva de una admisión en una residencia para ancianos, y la necesidad de recibir cuidados informales, dijeron los investigadores.

“Este estudio proporciona la primera información sobre la prognosis de los sobrevivientes mexicano-estadounidenses de un ataque cerebral”, dijo Lisabeth. “La información de salud pública y clínica que hemos descubierto es importante para la investigación futura sobre prevención de ataques cerebrales y respecto a la rehabilitación de los sobrevivientes de un ataque cerebral.

“Aún no poseemos toda la información respecto a la recuperación de los sujetos mexicano-estadounidenses, y qué posibles estrategias de intervención pueden mejorar su recuperación”.

Los coautores son Brisa N. Sanchez, Ph.D.; Jonggyu Baek, M.S.; Lesli E. Skolarus, M.D.; Melinda A. Smith, Dr.Ph.; Nelda Garcia, B.S.; Devin L. Brown, M.D.; y Lewis B. Morgenstern, M.D. Las divulgaciones del autor se encuentran en el manuscrito.

Los Institutos Nacionales de Salud financiaron el estudio.

Multimedia available on release link - http://newsroom.heart.org/news/los-sujetos-mexicano-estadounidenses-experimentan-peores-resultados-despues-de-un-ataque-cerebral?preview=b2cef3be6cefad25f39d5051907cbb9a

Para recibir las últimas noticias relacionadas con el corazón y los ataques cerebrales, síganos en Twitter en @HeartNews.

Para obtener información científica sobre los ataques cerebrales, siga la publicación Stroke en @StrokeAHA_ASA.

###

Las declaraciones y las conclusiones de los autores de los estudios publicados en las revistas científicas de la American Heart Association son exclusivamente aquellas de los autores del estudio y no necesariamente reflejan la política o posición de la Asociación. La Asociación no hace declaraciones ni ofrece garantías con respecto a su exactitud o confiabilidad. La Asociación recibe financiamiento principalmente de personas individuales; fundaciones y corporaciones (que incluyen empresas farmacéuticas, fabricantes de dispositivos y otras empresas) también hacen donaciones y ofrecen financiamiento para programas y eventos específicos de la Asociación. La Asociación tiene políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. Los ingresos provenientes de las corporaciones farmacéuticas y de fabricación de dispositivos se encuentran disponibles en www.heart.org/corporatefunding.

Para consultas de los medios de comunicación: (214) 706-1173
Karen Astle: (214) 706-1392; Karen.astle@heart.org
Bridgette McNeill: (214) 706-1135; Bridgette.McNeill@heart.org
Julie Del Barto (emisión): (214) 706-1330; Julie.DelBarto@heart.org
Para consultas públicas: (800) AHA-USA1 (242-8721)