Estudios científicos recientes proporcionan más conocimientos sobre el corazón y la salud cardiaca

DALLAS, 28 de noviembre de 2023 — Más de 4000 sinopsis se han presentado en las Jornadas Científicas de 2023 y en el Simposio de Ciencia de la Reanimación 2023 de la American Heart Association que se celebraron a principio de mes en Filadelfia. Aquí podrá encontrar información sobre algunos de los hallazgos importantes que podrían afectar a su corazón y su salud cardiovascular.

El objetivo de la próxima ola de modelos de predicción con IA es predecir el riesgo de los ataques al corazón y los accidentes cardiovasculares, así como las enfermedades de las válvulas cardiacas

  • Los modelos con inteligencia artificial (IA) y aprendizaje profundo podrían ayudar a predecir el riesgo de acontecimientos de enfermedades cardiovasculares y detectar enfermedades de las válvulas del corazón, según parecen indicar los dos estudios de investigación preliminares.
  • En un estudio se descubrió que la inteligencia artificial podía analizar los datos de sonidos del corazón registrados con un estetoscopio digital y detectar enfermedades en las válvulas cardiacas con mayor precisión que los profesionales sanitarios que escuchaban estos sonidos con un estetoscopio tradicional.
  • En otro estudio, un programa con IA y aprendizaje profundo analizó y clasificó las imágenes oculares de los participantes con prediabetes y diabetes de tipo 2 para determinar el riesgo de acontecimientos de enfermedades cardiovasculares, como ataques al corazón y accidentes cardiovasculares.
  • “Los métodos informáticos para desarrollar predictores novedosos de la salud y las enfermedades (inteligencia artificial) se están volviendo cada vez más sofisticados”, dijo Dan Roden, doctor en medicina, miembro de la American Heart Association, profesor de Medicina, Farmacología e Informática Biomédica, vicepresidente ejecutivo de Medicina Personalizada en Vanderbilt University Medical Center, además de presidente del Consejo de la Asociación de Genómica y Medicina de Precisión. “Estos dos métodos toman medidas que son fáciles de comprender y adquirir, para preguntar lo que pueden predecir a nivel global”.

¿Con depresión? ¿Con ansiedad? ¿Con estrés? Estos factores podrían suponer un aumento de los riesgos de sufrir cardiopatías

  • En un estudio se ha descubierto que la depresión y la ansiedad pueden acelerar el desarrollo de los factores de riesgo, como la presión arterial alta, el colesterol alto o la diabetes de tipo 2, que aumentan los riesgos de ataques al corazón y accidentes cardiovasculares. Los participantes con un diagnóstico previo de ansiedad o depresión desarrollaron un nuevo factor de riesgo una media de seis meses antes que aquellos que no sufrían estos problemas. La depresión y la ansiedad aumentaron en un 35 % el riesgo de un acontecimiento cardiovascular importante, como un ataque al corazón o un accidente cardiovascular.
  • En un segundo estudio, se descubrió que un aumento del estrés acumulado incrementaba el riesgo de tener una salud cardiaca y cerebral deficiente porque influye en el bienestar físico y promueve comportamientos de estilos de vida poco saludables, como fumar y el sedentarismo, según dos nuevos estudios.
  • “Existe una asociación evidente entre la salud psicosocial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Estos estudios añaden más información a un conjunto cada vez mayor de datos sobre cómo una salud psicosocial negativa puede aumentar el riesgo de cardiopatías y enfermedades cerebrales. Muestran que los profesionales sanitarios deberían ser conscientes de que una salud psicosocial negativa, con síntomas como la depresión y la ansiedad, no solo afectan el estado mental del paciente, sino que también pueden influir en la salud física y en el riesgo de cardiopatía. Así que estas condiciones no se consideran benignas, se trata de problemas por los que queremos tomar una actitud más agresiva para derivar pacientes a los profesionales de salud mental”, manifestó Glenn N. Levine, doctor en medicina, miembro de la American Heart Association, presidente del comité de redacción de Declaración científica de la conexión entre la mente, el corazón y el cuerpo, y la salud y el bienestar de la American Heart Association, médico principal y profesor de medicina en el Baylor College of Medicine, jefe del departamento de Cardiología en el Michael E. DeBakey VA Medical Center, ambos en Houston.
  • Información de salud de la AHA: ¿Cómo afecta el estrés al cuerpo?

El riesgo de cardiopatía es más elevado en adultos transgénero en zonas rurales de los EE. UU.

  • En un pequeño estudio con adultos que viven en la América rural, los que se identificaron como transgénero tenían más probabilidades de presentar factores de riesgo de cardiopatías, como el uso de tabaco, la obesidad y la presión arterial alta, que sus equivalentes cisgénero. Los varones transgénero presentaban las mayores probabilidades de presentar factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Los adultos transgénero tenían más de 6 veces más probabilidades de consumir tabaco y casi 4 veces más probabilidades de sufrir prediabetes o diabetes de tipo 2. Y de ellos, los del grupo de hombres trans tenían más de 13 veces más probabilidades de ser obesos.
  • “Los hallazgos de este pequeño estudio destacan 2 áreas críticas de preocupación: el aumento del riesgo cardiovascular entre personas transgénero, junto con el aumento del riesgo cardiovascular en personas que viven en zonas rurales. Estas brechas dispares engloban un golpe doble para nuestros pacientes y comunidades transgénero por varias razones”, declaró Carl Streed Jr., doctor en medicina, máster en salud pública, miembro del Colegio Estadounidense de médicos, miembro de la American Heart Association, presidente voluntario del grupo de redacción de la Declaración de la American Heart Association sobre la población transgénero y con diversidad de género, ayudante de profesor de medicina interna en la Boston University School of Medicine y director de investigación en el GenderCare Center del Boston Medical Center. “Es posible que los riesgos físicos aumenten debido al estrés mental que muchas personas LGTBQ+ sufren debido a la discriminación, que suele ser más prevalente en las zonas rurales de los EE. UU., en particular en los estados con políticas que limitan el acceso a la atención sanitaria para la afirmación del sexo. La American Heart Association apoya la necesidad de que lleven a cabo más investigaciones e iniciativas para garantizar una salud y una atención sanitaria equitativas para todas las personas, en particular, aquellas personas y comunidades con mayor riesgo debido a las diferentes deficiencias en la atención sanitaria, tanto si se deben a identidades raciales, étnicas, sexuales o de género, estado socioeconómico o geografía”.

La raza, el origen étnico y la zona en la que vive un niño pueden influir en la supervivencia tras una parada cardiaca

  • Los niños también pueden sufrir paradas cardiacas. Cuando lo hacen, la raza, el origen étnico o la zona en la que vive puede influir en la supervivencia y la recuperación, según revela un nuevo estudio.
  • Los niños blancos y los hispanos tenían unas probabilidades similares de sobrevivir y superar una parada cardiaca con una buena salud neurológica. Los niños negros tenían un 26 % menos de probabilidades de sobrevivir al alta hospitalaria y un 36 % menos de probabilidades de sobrevivir sin problemas neurológicos que les impidan retomar por completo a sus vidas habituales.
  • “Los resultados de este trabajo observacional son muy convincentes porque las diferencias de recuperación medidas son muy diferentes entre niños blanco e hispanos en comparación con niños negros”, dijo Sarah Perman, doctora en medicina, máster en ingeniería civil, miembro de la American Heart Association, profesora asociada del departamento de Medicina de Urgencias en la Yale School of Medicine y presidenta del Simposio de la Asociación de Ciencia de la Reanimación 2023. “Explorar las causas de estas diferencias será necesario para abordar la disparidad de resultados. Determinar los motivos por lo que los niños negros presentan una mayor incidencia de paradas cardiacas también justifica que se lleven a cabo más investigaciones para luchas contra las diferencias y desarrollar servicios, programas y diagnósticos efectivos a la hora de reducir estas observaciones medidas”.
  • Aprender para salvar vidas puede comenzar ya a los 4 años, como indica una nueva declaración científica (mayo de 2023)

Morir joven: Los indios americanos y los nativos de Alaska adultos presentan unas tasas de mortalidad más elevadas causa de ataques prematuros al corazón, antes de los 55 en el caso de los hombres y antes de los 65 en el de las mujeres

  • Los indios americanos y los nativos de Alaska adultos presentan unas tasas de mortalidad considerablemente superiores debido a ataques prematuros al corazón en comparación con adultos blancos, negros y asiáticos o de las islas del Pacífico en los EE. UU. según un análisis de más de 370 000 muertes por ataque al corazón desde 1999 hasta 2020.
  • Además, a pesar del descenso generalizado de tasas de ataques al corazón entre indios americanos y nativos de Alaska adultos durante las dos últimas décadas, las muertes debidas es esta enfermedad entre indios americanos y nativos de Alaska hombres menores de 55 años y mujeres menores de 65 años no disminuyó.
  • “Con más de 574 tribus reconocidas a nivel federal en los EE. UU., es imposible para personas como yo hablar por todos los indios americanos y nativos de Alaska. Sin embargo, los datos son convincentes y muestran unas tasas elevadas de enfermedades que se pueden prevenir y que aparecen en edades más tempranas que en otras poblaciones”, dijo Allison Kelliher, doctora en medicina, una ayudante de investigación en la Johns Hopkins School of Nursing y una ayudante sénior de investigación en la Bloomberg School del Public Health Center for Indigenous Health, ambos en Baltimore. Kelliher, que es Koyukon athabascan (dena) de Nome (Alaska), es vicepresidenta de la declaración científica de la Asociación de 2023 Estado de la salud cardiovascular maternal en indios americanos y nativos de Alaska , además de fundadora y exdirectora de la Red de Investigación Colaborativa de Indios Americanos (AICoRN). “Como médica de familia, investigadora biomédica y sanadora tradicional nativa de Alaska, veo maneras en las que podemos adaptar y poner en marcha programas adecuados y efectivos para prevenir y tratar el consumo de tabaco, promover de manera más efectiva un peso corporal saludable y abordar otros factores que aumentan nuestro riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como el colesterol, la glucemia y la presión arterial. Necesitamos desarrollar mejor programas y apoyos que sean culturalmente seguros y adecuados, que sean efectivos y accesibles. Además, esto nos presenta una oportunidad, en particular en comunidades informadas indígenas o nativas de Alaska, para trabajar con el objetivo de conseguir nuestra propia salud cardiaca individual y colectiva”.

¿Piensa que la marihuana es segura para el corazón? Se equivoca.

  • A medida que un mayor número de personas consumen marihuana en los EE. UU. con fines médicos y recreativos, en dos nuevos estudios se sugiere que su ingesta regular puede dañar la salud del corazón y del cerebro.
  • En un estudio, el consumo diario de marihuana resultó en un aumento del riesgo de sufrir un fallo cardiaco de aproximadamente un 30 %, incluso después de considerar otros factores, en comparación con personas que dijeron no haber consumido marihuana nunca.
  • En un segundo estudio, personas más mayores con una combinación de diabetes de tipo 2, hipertensión y colesterol alto que consumían marihuana, aumentaron de manera significativa el riesgo de sufrir un acontecimiento cardiaco o cerebral agudo importante, incluso mientras estaban hospitalizados, en comparación con aquellos que dijeron no haber consumido marihuana.
  • “Las últimas investigaciones sobre el consumo de cannabis indican que fumar e inhalar esta sustancia aumenta las concentraciones de carboxihemoglobina en sangre (monóxido de carbono, un gas venenoso) y alquitrán (materia combustible parcialmente quemada) similares a los efectos de inhalar el humo de los cigarrillos. Estas do sustancias se han relacionado con enfermedades del músculo cardiaco, el dolor de pecho, los trastornos del ritmo cardiaco, los ataques al corazón y otras enfermedades graves”, dijo Robert L. Page II, doctor en farmacia, máster en ciencias de la salud pública, miembro de la American Heart Association, director del grupo voluntario de redacción de la Declaración científica de la American Heart Association de 2023: Marihuana medicinal, consumo recreativo de cannabis y salud cardiovascular. “Junto con los resultados de estos dos estudios de investigación, los riesgos cardiovasculares del consumo de cannabis se vuelven cada vez más claros, y los profesionales sanitarios y el público los deben considerar y vigilar con atención”.

Un marcapasos experimental convierte el latido del corazón en energía para recargar la batería

  • En un nuevo estudio se ha descubierto que un marcapasos experimental inalámbrico puede recargar parcialmente su batería mediante la generación de energía eléctrica a partir de los latidos del corazón.
  • El dispositivo generaba cerca del 10 5 de la energía necesaria para estimular otro latido.
  • Los hallazgos preliminares muestran que las baterías del marcapasos inalámbrico se pueden recargar mediante la conversión de la energía mecánica y de la presión del corazón en energía eléctrica.
  • “En este estudio experimental se ofrece información muy útil sobre la recogida de energía del corazón para recargar las baterías del marcapasos. Estos nuevos dispositivos también podrían mejorar la calidad de vida de los pacientes porque implicarían menos procedimientos, ya que son más pequeños y duran más”, dijo Kenneth A. Ellenbogen, doctor en medicina, miembro de la American Heart Association, coautor de la Directriz de ACC/AHA/HRS sobre la evolución y la gestión de pacientes con bradicardia y retraso en la conducción cardiaca de 2018, y profesor Kimmerling de cardiología en la VCU School of Medicine de Richmond (Virginia).

Las hospitalizaciones por dolor en el pecho debido a un ataque al corazón relacionado con la contaminación atmosférica varían según las estaciones

  • Los aumentos puntuales de partículas finas en la contaminación atmosférica (PM2,5) durante los meses de verano e invierno en una región de valles en las montañas de Utah se relacionaron con un aumento de las visitas sanitarias debidas a ataques al corazón y dolor de pecho inestable; sin embargo, el riesgo de acontecimientos cardiacos fue diferente según la estación, de acuerdo con un estudio preliminar.
  • El humo de los incendios en verano creó picos cortos de contaminación atmosférica con partículas de materia fina que se relacionaron con hospitalizaciones en el mismo día a causa de dolor de pecho inestable en Utah.
  • Por el contrario, durante los meses de invierno, cuando la contaminación de origen humano, por ejemplo, gases de escape de los vehículos, se concentra más, los datos indican que hubo un retraso de unas dos semanas antes de que los afectados acudieran a recibir tratamiento debido al dolor de pecho inestable.
  • Además, los pacientes acudieron para recibir tratamiento contra ataques al corazón el mismo día durante la exposición a contaminación atmosférica en invierno, mientras que en verano no se produjo un aumento significativo de estas hospitalizaciones el mismo día por ataque al corazón.
  • “La contaminación atmosférica se ha reconocido con un factor importante que contribuye a las enfermedades cardiovasculares y a la muerte, pero los podemos modificar si reducimos la exposición. Es esencial invertir el efecto negativo de una calidad deficiente del aire en la salud cardiovascular”, afirmó Joel D. Kaufman, doctor en medicina, máster en salud pública, miembro de la American Heart Association, un profesor de ciencias del medio ambiente y salud laboral, profesor de epidemiología y profesor de medicina general y medicina interna en la University of Washington en Seattle, y director del grupo de redacción de la declaración de 202 sobre políticas de la asociación “Guía para reducir la carga cardiovascular de los contaminantes atmosféricos”.
  • Declaración científica de la AHA: Acciones protectoras a nivel personal contra la exposición a las partículas de materia en la contaminación atmosférica

Seguir la lista de verificación “8 puntos esenciales para la vida” puede retrasar en 6 años el envejecimiento biológico

  • En un análisis de más de 6500 adultos se descubrió que una buena salud cardiovascular, como se mide con la lista de verificación 8 puntos esenciales para la vida de la American Heart Association, puede retrasar el ritmo del envejecimiento biológico, que podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares u otras enfermedades relacionadas con la edad, a la vez que alargaría la vida.
  • Después de tener en cuenta una serie de factores socioeconómicos, los adultos con una buena salud cardiovascular tenían una edad biológica de unos 6 años menos que su edad cronológica.
  • “Estos hallazgos nos ayudan a comprender la relación entre la edad cronológica y la biológica, además de cómo seguir hábitos de vida saludables contribuyen a que vivamos más. Todos queremos vivir más, pero más importante aún, queremos vivir más con una buena salud, de modo que podamos disfrutar y tener una buena calidad de vida durante tantos años como sea posible” declaró Donald M. Lloyd-Jones, doctor en medicina, máster en estudios científicos, miembro de la American Heart Association, presidente del grupo de redacción de los 8 puntos esenciales para la vida, antiguo presidente voluntario de la American Heart Association, presidente del departamento de medicina preventiva, profesor de Eileen M. Foell de investigación cardiaca y profesor de medicina preventiva, medicina y pediatría en la Feinberg School of Medicine de la Northwestern University en Chicago.

Los acontecimientos traumáticos pueden exacerbar los efectos del sueño insuficiente en la salud cardiaca infantil

  • En un nuevo estudio se descubrió que los acontecimientos traumáticos sufridos durante la infancia pueden magnificar los efectos negativos en la salud cardiovascular infantil provocados por dormir demasiado o demasiado poco.
  • Más de un tercio de los niños no cumplían los estándares recomendados porque no dormían bastante o dormían demasiado.
  • Cada acontecimiento traumático adicional aumentaba en un 8 % la probabilidad de que un niño durmiera entre 1 y 2 horas menos o más de 1 hora del tiempo recomendado; o aumentaba en un 26 % la probabilidad de que un niño durmiera más de 2 horas menos de lo recomendado.
  • “En el estudio se descubrió que los acontecimientos traumáticos exacerbaban los efectos de un sueño deficiente en la salud infantil, y estos resultados no me sorprenden en absoluto. Gran parte de las cosas que vivimos cada día afectan la calidad y la duración del sueño” dijo Carissa Baker-Smith, doctora en medicina, máster en salud pública, máster en ciencias, miembro de la American Heart Association, directora de cardiología pediátrica preventiva en el Nemours Children’s Hospital en Wilmington (Delaware), y coautora de la declaración científica de la asociación en 2023 sobre Hipertensión pediátrica primaria. “Los padres deben comprender que la salud mental desempeña un papel primordial en cómo dormimos, además de la calidad y duración del sueño. Si los niños sufren cambios en su salud mental, como depresión o ansiedad, son factores de los que será importante hablar, abordar y hacer un esfuerzo por resolver”.
  • Dormir para conseguir una salud corporal completa 

Es posible que pronto se utilicen drones para acelerar la provisión de desfibriladores externos automatizados (DEA) que puedan salvar vidas a las personas que estén sufriendo una parada cardiaca, incluso si se encuentran en zonas remotas y rurales de los EE. UU.

  • En una simulación de investigación se sugiere que un sistema de entrega mediante drones podría mejorar el acceso a desfibriladores externos automatizados (DEA), un dispositivo portátil que puede aplicar una descarga al corazón para que el ritmo vuelva a ser normal cuando una persona sufre una parada cardiaca y no se encuentra en un hospital.
  • En la simulación se descubrió que la provisión de DEA mediante drones mejoraba el tiempo de respuesta de llegada del DEA a los 5 minutos del 24 % al 77 % en zonas urbanas y del 10 % al 23 % en zonas rurales.
  • El equipo de investigación que llevó a cabo la simulación ha recibido una beca de la red de investigación de equidad sanitaria de la American Heart Association para investigar soluciones a las desigualdades sanitarias en las zonas rurales. Como parte del proyecto de investigación, en la actualidad trabajan en la aplicación en un entorno real de la entrega de DEA en Carolina del Norte y usarán estos nuevos hallazgos para ajustar aún más el sistema de entrega mediante drones.
  • Descubra por qué el tiempo de entrega de los DEA importa: 9 de cada 10 víctimas de paradas cardiacas que recibieron una descarga de un DEA en el primer minuto lograron sobrevivir. Ficha técnica de DEA, SDW (heart.org)

Los supervivientes de una parada cardiaca extrahospitalaria en las comunidades negras e hispanas tienen menos probabilidades de vivir hasta recibir el alta hospitalaria que los de comunidades blancas

  • En este estudio se descubrió que las personas negras e hispanas que recibieron reanimación y sobrevivieron una parada cardiaca en el entorno de su comunidad tenían una mayor probabilidad que las personas blancas de sufrir problemas neurológicos o morir antes de recibir el alta hospitalaria, posiblemente debido a las medidas de calidad del hospital en el que ingresaron
  • De las personas de comunidades negras que ingresaron en el hospital después de sobrevivir inicialmente a una parada cardiaca, el 19,7 % consiguieron resultados positivos, en comparación con el 22,1 % de las personas hispanas y el 33,5 % de las personas blancas.
  • Iniciativa sanitaria de la AHA Únase a Nation of Lifesavers

Reconocimiento de los efectos de la parada cardiaca en los cuidadores (y qué podría ayudar a reducir el estrés emocional)

  • Los familiares de una persona que sufre una parada cardiaca a menudo se encuentran en una posición en la que deben tomar decisiones relativas a la atención sanitaria de la persona querida.
  • En un estudio en el que se evaluó un folleto informativo que ayudaba a los cuidadores a tener más conocimientos y sentirse más capacitados para tomar decisiones relativas a la atención sanitaria de la persona querida, los investigadores descubrieron que el folleto facilitaba el proceso de toma de decisiones para un 90 % de los cuidadores que participaron en el estudio.
  • En un segundo estudio se descubrió que la mayoría de cuidadores participantes notificaron algún tipo de estrés psicológico: el 66 % sufrieron ansiedad, el 29 % sufrieron síntomas de trastorno por estrés postraumático y el 57 % mostraron signos de depresión moderada. Un “mayor acceso al equipo de atención sanitaria” y una “mayor información sobre la posible recuperación” fueron las intervenciones más útiles que se ofrecieron a los cuidadores.
  • “A medida que mejoran los sistemas, los procesos y la educación en torno a los procedimientos y tratamientos de urgencia, el número de personas que sobreviven a una parada cardiaca repentina aumenta”, dijo Katie Dainty, Ph.D., miembro del grupo de redacción de las directrices para la reanimación cardiopulmonar y los cuidados cardiovasculares de urgencia de la American Heart Association y directora de investigación sobre resultados centrados en los pacientes en el North York General Hospital de Toronto (Canadá). “La supervivencia a una parada cardiaca es diferente para cada paciente, pero hay muchas decisiones que es necesario tomar en relación con el tratamiento agudo y a largo plazo del paciente, sus necesidades psicosociales y su recuperación. En muchos aspectos, los familiares y las personas encargadas de tomar decisiones son también supervivientes de este acontecimiento que cambia tanto la vida, y es crucial que centremos la atención en comprender los cambios en sus necesidades emocionales, físicas y de información, a medida que se adentran en sus nuevas vidas y funciones”.
  • Declaración científica de la AHA: Supervivencia a una parada cardiaca repentina, febrero de 2020

Los nombres de los coautores, los datos públicos y las fuentes de financiación se enumeran en las sinopsis.

English News Release

Las afirmaciones y conclusiones de los estudios se presentan en los encuentros científicos de la American Heart Association son exclusivas de los autores del estudio y no reflejan necesariamente la política ni la posición de la Asociación. La Asociación no ofrece garantía de ningún tipo de su exactitud o fiabilidad. Las sinopsis que se presentan en los encuentros científicos de la Asociación no han sido revisadas por homólogos, sino que se han seleccionado por paneles de revisión independientes y se toman en consideración con base en su potencial para contribuir a la diversidad de los asuntos y puntos de vista científicos que se debatieron en el encuentro. Los hallazgos se consideran preliminares hasta que se publiquen como artículos completos en publicaciones científicas revisadas por homólogos.

 La Asociación recibe financiación de personas particulares principalmente; además, distintas fundaciones y empresas (incluidas compañías farmacéuticas y fabricantes de dispositivos, entre otras) realizan donaciones y financian eventos o programas específicos de la Asociación. La Asociación tiene políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. Los ingresos de las compañías farmacéuticas y de biotecnología, los fabricantes de dispositivos y los proveedores de seguros de salud y la información financiera general de la Asociación están disponibles aquí.

Acerca de la American Heart Association

La American Heart Association es una organización que fomenta de manera incesante vidas más sanas y duraderas. Nos dedicamos a garantizar la igualdad en materia de salud en todas las comunidades. A través de la colaboración con numerosas organizaciones y el impulso de millones de voluntarios, financiamos investigaciones innovadoras, defendemos la salud pública y compartimos recursos para salvar vidas. La organización con sede en Dallas ha sido una fuente de información sobre salud líder durante casi un siglo. Comuníquese con nosotros a través de heart.org, Facebook, X o llamándonos al 1-800-AHA-USA1.

###

Para consultas de medios de comunicación: 214-706-1173

Cathy Lewis: cathy.lewis@heart.org

Para consultas públicas: 1-800-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y stroke.org

AHA Logo
This link is provided for convenience only and is not an endorsement of either the linked-to entity or any product or service.
CLOSE PROCEED