Los estadounidenses de origen sudasiático presentan alto riesgo de padecer cardiopatías y accidentes cerebrovasculares

Informe científico de la American Heart Association

May 24, 2018 Categories: Foreign Language News Releases

Puntos destacados del informe:

  • Los estadounidenses de origen sudasiático tienen más probabilidades de morir de aterosclerosis que otros asiáticos y personas de ascendencia europea.
  • Las tasas más altas de diabetes y la falta de ejercicio parecen ser factores importantes en al aumento del riesgo.

Prohibida su divulgación hasta las 04:00 CT/ 5:00 (hora del este de EE. UU.) del jueves 24 de mayo de 2018

DALLAS, 24 de mayo de 2018 — Los asiáticos del sur son más propensos a morir a causa de enfermedad cardíaca, tales como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares provocados por ateroesclerosis (el proceso de enfermedad que estrecha las arterias), que los asiáticos del este y que los blancos de origen no hispano que viven en los Estados Unidos, de acuerdo con una nueva propuesta científica que la American Heart Association publicó en su tirada periódica.

El informe proporciona una descripción general de los comportamientos que influyen en los factores de riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular entre las personas de origen sudasiático que viven en los Estados Unidos, de acuerdo con una revisión de la investigación científica existente.

“Las estadísticas sobre el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular en la población asiática pueden resultar engañosas si se reúne en un mismo grupo a todas las personas de origen asiático. En general, los asiáticos presentan menor riesgo de sufrir cardiopatías y accidentes cerebrovasculares que las personas de ascendencia europea. Sin embargo, cuando observamos a los asiáticos del sur, tanto inmigrantes como quienes tienen ascendencia sudasiática y nacieron en los Estados Unidos, el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular es más alto que el de quienes provienen de Asia del Este y quienes tienen ascendencia europea”, afirmó la Dra. Annabelle S. Volgman, presidente del grupo de redacción de la publicación y profesora de medicina en Rush Medical College y directora médica de Rush Heart Center for Women en Chicago, Illinois.

Más de 3,4 millones de personas que se identifican como asiáticos del sur viven en los Estados Unidos, y cerca del 80 por ciento proviene de India. Otros provienen de Bangladesh, Bhután, las Maldivas, Nepal, Pakistán y Sri Lanka. Este grupo incluye tanto inmigrantes como quienes tienen ascendencia sudasiática y nacieron en los Estados Unidos, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

En comparación con quienes tienen ascendencia europea, los estadounidenses de origen sudasiático se caracterizan por lo siguiente:

  • tienen un mayor riesgo de padecer aterosclerosis grave: el estrechamiento de las arterias que subyace a la mayoría de los casos de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular;
  • tienen más probabilidades de que varios segmentos de sus arterias se estrechen a causa de la aterosclerosis;
  • tienen niveles más altos de colesterol LDL que obstruye las arterias y triglicéridos y niveles más bajos de colesterol HDL (bueno), que predispone a las arterias a desarrollar depósitos de grasa en las paredes de las arterias que hacen que se estrechen;
  • tienen un mayor nivel de depósitos de calcio, un marcador de aterosclerosis, si son de ascendencia india y mayores de 60 años;
  • son más propensos a tener diabetes, que se cree que acelera la aterosclerosis; y
  • desarrollan diabetes a una edad más joven.

La publicación también se centra en los factores de comportamiento que pueden aumentar el riesgo de desarrollar aterosclerosis entre los estadounidenses de origen sudasiático y sugiere formas en que se pueden cambiar para mejorar la salud.

Volgman señala que la dieta es un factor fundamental: muchos asiáticos del sur, incluso si son vegetarianos, consumen muchas grasas saturadas de aceites tropicales, tales como palma y aceite de coco, y carbohidratos refinados, tales como azúcar, pan blanco y productos alimenticios altamente procesados.

Los estudios presentes buscan mejorar la calidad de la dieta entre los asiáticos del sur mediante la reintroducción de granos integrales tradicionales que fueron el principal ingrediente de la dieta en la región, además de sugerir sustituir el ghee (mantequilla a la que se le extrae toda el agua) por aceites monoinsaturados, como el aceite de oliva u otros aceites.

Los estadounidenses de origen sudasiático también realizan menos actividad física que otros miembros de grupos minoritarios, de acuerdo con la publicación. “Como proveedores de atención médica, debemos hacer un mejor trabajo para ayudar a los pacientes sudasiáticos a comprender la importancia del ejercicio, ya que muchos no se dan cuenta de lo importante que es para la salud”, comenta Volgman. Un estudio reciente descubrió que solo el 49 por ciento de los estadounidenses de origen sudasiático creía que el ejercicio era importante para prevenir la enfermedad cardíaca.

Los autores citan estudios que sugieren que los programas comunitarios que alientan a los asiáticos del sur a ejercitarse y reducir el estrés a través del yoga y el baile de Bollywood u otras actividades físicas culturalmente específicas probablemente tengan más éxito que otras formas de actividad física.

Los asiáticos del sur representan uno de los grupos étnicos de más rápido crecimiento en los Estados Unidos. La publicación concluye con un llamado a la acción para incluir a más asiáticos del sur en estudios de investigación para que comprendan mejor cómo reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Los coautores son Dra. Latha S. Palaniappan (vicepresidente); Dra. Neelum T. Aggarwal; Dr. Milan Gupta; Dra. Abha Khandelwal; Dra. en Psicología Aruna V. Krishnan; Dra. en Psicología Judith H. Lichtman; Dra. Laxmi S. Mehta; Dra. Hena N. Patel; Dr. Kevin S. Shah; Dra. Svati H. Shah; y Dra. En Psicología Karol E. Watson. Los hallazgos de los autores se encuentran en el manuscrito.

Recursos adicionales:

###

La American Heart Association/American Stroke Association recibe fondos principalmente de individuos. Las fundaciones y las corporaciones también realizan donaciones y financian programas y eventos específicos. Se aplican políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico de la asociación. La información financiera para la American Heart Association, que incluye una lista de contribuciones de compañías farmacéuticas, fabricantes de dispositivos y proveedores de seguros de salud, está disponible en www.heart.org/corporatefunding.

Acerca de la American Heart Association

La American Heart Association se dedica a luchar contra las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, las dos causas principales de muerte en el mundo. Trabajamos de manera conjunta con millones de voluntarios con el fin de financiar investigaciones innovadoras, conseguir políticas de salud pública más eficaces y proporcionar herramientas e información de emergencia para evitar y tratar estas enfermedades. Con sede en Dallas, la American Heart Association es la organización de la salud integrada por voluntarios más antigua e importante del país, y se dedica a combatir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Para obtener más información o sumarse a nuestra misión, llame al 1-800-AHA-USA1, visite heart.org o llame a cualquiera de nuestras oficinas en todo el país. Síganos en Facebook y Twitter.

Si es un representante de un medio de comunicación: 214-706-1173

Darcy Spitz: 212-878-5940; Darcy.Spitz@heart.org

Para consultas públicas: 1-800-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y strokeassociation.org