Los índices de muerte cardíaca súbita pueden ser siete veces mayores entre los jóvenes diabéticos

Informe de reunión de American Heart Association Presentación en póster M3127 – Sesión: EA.APS.10

Puntos destacados del estudio:

  • Según un estudio danés, la probabilidad de muerte cardíaca súbita es siete veces mayor entre niños y jóvenes diabéticos que entre niños y jóvenes sin diabetes.
  • Se ha descubierto que este mismo grupo de población tiene ocho veces más probabilidades de fallecer por algún tipo de cardiopatía que los niños y jóvenes que no padecen diabetes.

Prohibida su divulgación hasta las 10:30 h HP/13:30 h  HE del lunes 13 de noviembre de 2017

Este comunicado de prensa se incluye en una sesión informativa con prohibición de divulgación que tendrá lugar a las 8:00 h HP del domingo 12 de noviembre de 2017.

ANAHEIM, California, 13 de noviembre de 2017. Los niños y jóvenes diabéticos están expuestos a una probabilidad de muerte cardíaca súbita siete veces mayor que la de los niños y jóvenes que no padecen diabetes, según una investigación preliminar llevada a cabo en Dinamarca y presentada en las sesiones científicas de 2017 de la American Heart Association, un foro internacional de gran importancia sobre los últimos avances en ciencia cardiovascular para investigadores y médicos.                                                           

La muerte cardíaca súbita se define como el fallecimiento repentino e inesperado que sucede al instante o poco después de la aparición de los síntomas. Suele estar provocada por alteraciones en el sistema eléctrico del corazón. En el estudio, llevado a cabo en Dinamarca, se descubrió también que, en general, los niños y jóvenes diabéticos, de entre 1 y 49 años, presentaban una probabilidad de fallecer por algún tipo de cardiopatía, como la insuficiencia cardíaca o el estrechamiento crónico de las arterias denominado aterosclerosis, ocho veces mayor que la de los niños y jóvenes sin diabetes.

Los jóvenes diabéticos pueden estar expuestos a un mayor riesgo de muerte cardíaca súbita debido a las anomalías que su enfermedad les causa en los vasos sanguíneos.

“Aunque se ha mejorado mucho la atención a los pacientes para que controlen la diabetes de tipo 1 y 2, esta sigue siendo una patología asociada a un elevado riesgo de muerte, en especial entre los jóvenes”, afirmó Jesper Svane, B.M., un estudiante investigador en el hospital universitario de Copenhague, Rigshospitalet, en Dinamarca.

Las enfermedades cardiovasculares son complicaciones habituales de la diabetes y la causa principal de fallecimiento de jóvenes diabéticos. En estudios anteriores se ha demostrado que un control intensivo de los factores de riesgo tuvo efectos beneficiosos significativos en los índices de fallecimiento relacionados con enfermedades cardiovasculares de pacientes diabéticos. Por tanto, resulta importante controlar a los pacientes diabéticos para poder identificar aquellos que sufren un riesgo elevado de fallecimiento por esta causa.

El estudio es uno de los primeros dedicados al examen de las causas de fallecimiento y de las tasas de fallecimiento por una causa específica en niños y jóvenes diabéticos con una dimensión nacional.

Svane afirmó que el hecho de que en el estudio danés un 89 % de la población estudiada fuera de raza caucásica hacía difícil extrapolar las conclusiones a otros países occidentales, ya que existen notables diferencias en la demografía o en los sistemas de atención sanitaria, por ejemplo, entre Dinamarca y Estados Unidos. En otros estudios se ha demostrado que la variedad étnica es un factor que influye enormemente en los patrones de fallecimiento, en especial en aquellos de muerte cardíaca súbita, de modo que los hallazgos no se pueden extrapolar a otros países con poblaciones de distintas etnias.

La población del estudio incluyó a todas las personas de Dinamarca con edades entre 1 y 35 años durante los años 2000 a 2009 y edades de 36 a 49 años en los años 2007 a 2009. Durante los 10 años del estudio, se produjeron 14.294 muertes cuya causa se estableció según la información recogida en certificados de fallecimiento e informes de autopsias. Se usaron los datos del registro danés de estadísticas de productos medicinales, que contiene información sobre todas las prescripciones dispensadas en farmacias danesas, para identificar los pacientes con diabetes de tipo 1 o 2. De entre los que fallecieron, 669 (5 %) sufrían diabetes, de los cuales 471 (70 %) tenían diabetes de tipo 1 y 198 (30 %), diabetes de tipo 2.

“A tenor de los resultados obtenidos en el estudio, parece que es importante llevar un control riguroso y un tratamiento eficaz de la grasa en sangre, la tensión arterial y la glucosa en sangre en niños y jóvenes diabéticos”, afirmó Svane.

“En nuestro estudio se valora la importancia del control del riesgo cardiovascular temprano y continuo en niños y jóvenes diabéticos”, explicó Svane. “Los profesionales de la salud deben conocer que incluso los pacientes diabéticos jóvenes tienen un riesgo elevado de mortalidad que se explica por una mayor probabilidad de sufrir una muerte cardíaca súbita”.

Los coautores son Thomas H. Lynge, M.D., Ulrik Pedersen-Bjergaard, M.D., Thomas Jespersen, Ph.D., D.Med.Sci., Gunnar H. Gislason, M.D., Ph.D., Bjarke Risgaard, M.D., Ph.D., Bo G. Winkel, M.D., Ph.D. y Jacob Tfelt-Hansen, M.D., D.Med.Sci. Las declaraciones del autor se encuentran en el resumen.

Nota: la ponencia científica tendrá lugar a las 10:30 h HP del lunes 13 de noviembre de 2017.

Lugar de la ponencia: Clinical Science Section, Science and Technology Hall.

Recursos adicionales:

Las afirmaciones y conclusiones de los autores del estudio que se presentan en las reuniones científicas de la American Heart Association son exclusivas de dichos autores y no constituyen necesariamente la política ni la posición de la asociación. La asociación no representa ni garantiza la precisión ni la fiabilidad de la información proporcionada. La financiación recibida por la asociación proviene principalmente de individuos. No obstante, numerosas fundaciones y corporaciones (entre las que se incluyen compañías farmacéuticas y fabricantes de dispositivos, entre otros) realizan donaciones y financian programas y eventos específicos de la asociación. La asociación dispone de políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. En el siguiente vínculo encontrará información sobre las aportaciones realizadas por corporaciones farmacéuticas y de fabricación de dispositivos: www.heart.org/corporatefunding.

###

Acerca de la American Heart Association

La American Heart Association se dedica a luchar contra las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, las dos causas principales de muerte en el mundo. Trabajamos de manera conjunta con millones de voluntarios con el fin de financiar investigaciones innovadoras, conseguir políticas de salud pública más eficaces y proporcionar herramientas e información de emergencia para evitar y tratar estas enfermedades. Con sede en Dallas, la American Heart Association es la organización de la salud, integrada por voluntarios, más antigua e importante del país, dedicada a combatir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Para obtener más información o sumarse a nuestra misión, llame al 1-800-AHA-USA1, visite heart.org o llame a cualquiera de nuestras oficinas en todo el país. Síganos en Facebook y Twitter.

Si es un representante de un medio de comunicación o desea ponerse en contacto con el portavoz de la AHA:

Prensa de la AHA en Dallas: 214-706-1173

Oficina de prensa de la AHA, 11-16 de noviembre de 2017 en el Centro de Convenciones de Anaheim: (714) 765-2004

Para consultas públicas: 800-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y strokeassociation.org