Puntos destacados de la investigación:

  • Un análisis de los datos del hospital reveló que las mujeres negras e hispanas de entre 65 y 74 años hospitalizadas por un accidente cerebrovascular tuvieron accidentes cerebrovasculares más graves que las mujeres blancas de la misma edad.
  • Además, las mujeres negras e hispanas de entre 65 y 84 años tenían más probabilidades de ser trasladadas a los centros de enfermería especializada o de rehabilitación tras un accidente cerebrovascular, en comparación con las pacientes con el mismo diagnóstico y de mayor edad que fueron trasladadas a su casa.

Prohibida su divulgación hasta las 4 a. m. CT/5 a. m. ET, jueves 11 de marzo del 2021

DALLAS, 11 de marzo del 2021. De acuerdo con una investigación preliminar que se presentará en la Conferencia internacional sobre accidentes cardiovasculares 2021 de la American Stroke Association, las mujeres negras e hispanas de entre 65 y 74 años hospitalizadas por un accidente cerebrovascular sufrieron accidentes cerebrovasculares más graves que sus contrapartes blancas. La reunión virtual se realizará del 17 al 19 de marzo del 2021, y corresponde a una reunión mundial de primer nivel para investigadores y profesionales de la salud dedicados a la ciencia de los accidentes cerebrovasculares y la salud cerebral.

De acuerdo con la American Heart Association, las mujeres negras tienen un índice de accidentes cerebrovasculares más alto (3,8%) en comparación con las mujeres blancas (2,5%) de edad similar, lo que podría causar un índice de muerte mayor o una peor calidad de vida.

“Las sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares negras e hispanas de entre 65 y 84 años eran las más jóvenes y tuvieron mayores posibilidades de ser enviadas a un centro de enfermería especializada o de rehabilitación, en comparación con las mujeres blancas mayores que fueron trasladadas a sus casas después del accidente cerebrovascular”, afirmó Trudy R. Gaillard, Ph.D., R.N., profesora adjunta del College of Nursing and Health Sciences de la Florida International University en Miami, Florida.

Los investigadores analizaron los datos de salud del programa Get With The Guidelines® Stroke  de 1587 pacientes mujeres que recibieron el alta después de un accidente cerebrovascular del Baptist Hospital de Miami desde abril del 2014 hasta marzo del 2019. Las pacientes que sufrieron accidentes cerebrovasculares se categorizaron por grupo etario: entre 65 y 74 años (joven), entre 75 y 84 años de edad (intermedio) y 85 años o más (mayor). Los datos analizados incluyeron el tipo y la gravedad del accidente cerebrovascular, otros problemas de salud, la edad, la raza o la etnia e información sobre el alta (si las pacientes fueron trasladadas a sus casas, a un centro de enfermería especializada o a un centro de rehabilitación). Las mujeres negras que sufrieron un accidente cerebrovascular representaron aproximadamente el 27% de todas las pacientes; mientras que el 37,5% eran hispanas y cerca del 35% eran blancas. Entre las participantes de 85 años hospitalizadas por un accidente cerebrovascular, el 18,4% eran mujeres negras, el 36% eran mujeres hispanas y el 40% eran mujeres blancas.

Los investigadores determinaron lo siguiente:

  • Las mujeres negras e hispanas de entre 65 y 74 años hospitalizadas por un accidente cerebrovascular tuvieron accidentes cerebrovasculares más graves que las mujeres blancas del mismo grupo etario.
  • Casi el 99% de las mujeres tenían un seguro de salud, aunque las mujeres negras tenían más probabilidades de no contar con un seguro de salud.
  • Después de controlar la edad, la raza y la gravedad de los accidentes cerebrovasculares, las mujeres hispanas y negras en los grupos etarios joven (entre 65 y 74 años) e intermedio (entre 75 y 84 años) tenían mayores probabilidades de ser enviadas a un centro de enfermería especializada o de rehabilitación en comparación con las mujeres blancas del grupo etario mayor (de 85 años o más).

Gaillard señala que “se necesitan estudios futuros para explorar el tipo de centros de atención de salud a los que se traslada a las mujeres después de sufrir un accidente cerebrovascular y para examinar la calidad de la atención recibida. Este tipo de estudio se debe realizar en varias ciudades, en distintos entornos de atención, incluidas instalaciones de rehabilitación para pacientes, centros de enfermería especializada u hogares con o sin servicios de rehabilitación para el hogar y ambulatorios”.

Entre las limitaciones del estudio se incluye que se realizó en un solo hospital y que los investigadores no examinaron los resultados de las pacientes después del alta.

Los coautores de la investigación son Joan Vaccaro, Ph.D.; Amy K. Starosciak, Ph.D.; Starlie Belnap, Ph.D. y Felipe De Los Rios La Rosa, M.D., FAHA. Los datos públicos del autor se encuentran en el resumen.

El Nicole Wertheim Innovation Opportunity Endowment Fund del Nicole Wertheim College of Nursing and Health Science de la Florida International University financió este estudio.

Recursos adicionales:

Las afirmaciones y conclusiones de los estudios presentados en las reuniones científicas de la American Heart Association son exclusivas de los autores y no constituyen necesariamente la política ni la posición de la Asociación. La Asociación no ofrece garantía de ningún tipo de su exactitud o fiabilidad. La Asociación recibe financiación de personas particulares principalmente; además, distintas fundaciones y empresas (incluidas empresas farmacéuticas y fabricantes de dispositivos, entre otras) realizan donaciones y financian eventos o programas específicos de la Asociación. La Asociación tiene políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. Los ingresos de las empresas farmacéuticas y biotecnológicas, los fabricantes de dispositivos y los proveedores de seguros médicos están disponibles aquí, y la información financiera general de la AHA está disponible aquí.

La “Conferencia internacional sobre accidentes cerebrovasculares” (ISC, del inglés International Stroke Conference) de la American Stroke Association es la reunión mundial de primer nivel dedicada a la ciencia y el tratamiento de las enfermedades cerebrovasculares. La ISC 2021 se realizará de forma virtual del 17 al 19 de marzo del 2021. La conferencia de 3 días incluirá más de 1200 presentaciones fascinantes en 21 categorías que enfatizan las ciencias básicas, clínicas y de transferencia a medida que evolucionan para obtener una mejor comprensión de la fisiopatología de los accidentes cerebrovasculares con el objetivo de desarrollar tratamientos más eficaces. Participe en la “Conferencia internacional sobre accidentes cerebrovasculares” por redes sociales con la etiqueta #ISC21.

Acerca de la American Stroke Association

La American Stroke Association está comprometida con la prevención de los accidentes cerebrovasculares, la segunda causa de muerte a nivel mundial y una de las principales causas de discapacidades graves. Nuestro equipo está formado por millones de voluntarios para financiar la investigación innovadora, luchar por una política de sanidad pública más fuerte y proporcionar herramientas e información que salvan vidas para evitar y tratar los accidentes cerebrovasculares. La Asociación, con sede en Dallas, dio sus primeros pasos oficialmente en 1998 como una división de la American Heart Association. Para obtener más información o participar en la causa, llame al 1-888-4STROKE o visite stroke.org. Síganos en Facebook y Twitter.

###

Para consultas de los medios de comunicación y conocer el punto de vista de los expertos de la ASA:

Comunicaciones y relaciones públicas de la AHA en Dallas: 214-706-1173; ahacommunications@heart.org

Karen Astle: 214-706-1392; karen.astle@heart.org

Para consultas públicas: 1-800-AHA-USA1 (242-8721)

heart.org y stroke.org